Adivina, adivinanza…

¿Qué ha tardado en construirse, desde su primer proyecto hasta su inauguración, nada menos que 34 años? Os daré algunas pistas más: es el primero de su especie en Andalucía y el quinto de España, y va a mover al año a más de 15 millones de personas. Sé que lo sabéis, así que hoy os voy a comentar cómo me fue ayer en mi excursión a la inauguración del Metro de Sevilla.

Dice la Prensa hoy que 44.000 personas utilizaron el suburbano en su prímer día de funcionamiento. Muchas, teniendo en cuenta que abrió alrededor de las 14:00 horas. Luis (que para quien todavía no se haya enterado es mi amigo y compañero de piso) y yo llegamos a la estación de Plaza de Cuba esperando montar en uno de los medios de transporte más rápidos que existen, y nos llevamos una sorpresita: la aglomeración de gente había hecho que se estableciesen turnos para entrar al Metro. 50 personas cada 10 minutos. Como quiera que teníamos ganas de probarlo, esperamos nuestro tiempo y bajamos al andén.

Sensaciones generales: muy limpio (no podía ser de otra forma, ‘miarma’, que todo es nuevo), mucha información y muy accesible (las estaciones son muy claras y los operarios bastante eficientes) y, sobre todo, una impresión de seguridad máxima. El Metro de Sevilla es el primero que opta por unas mamparas de seguridad que evitan posibles suicidios, homicidios o caídas a las vías. Le quitan un poco el encanto, pero dan sensación, repito, de seguridad.

Luis y yo entramos, como ya he dicho, en Plaza de Armas (para los que os preguntéis dónde queda, está junto a la Calle Betis, entre Triana y Los Remedios) y nos apeamos en Nervión. Una vueltecita por el barrio del Sánchez Pizjuán, y de nuevo al suburbano (¿os he dicho que ayer era gratis y que hubo gente dando vueltas horas?) en dirección al Prado de San Sebastián. De allí, a casita habiendo sido testigo de excepción de un día que posiblemente pase a la historia de esta ciudad. Espero volver a vivirlo pronto en Málaga.

Os dejo, para ir terminando, con algunos datos curiosos: En 1968 empieza a hablarse en Sevilla de la importancia del Metro y se elabora el primer anteproyecto. Hasta 1975 no se aprueba el proyecto definitivo, siendo en ese mismo año cuando se publica en el BOE la ‘Ley del Metro de Sevilla’. Más tarde, y ante la dificultad técnica de las obras en 1983 se paraliza la construcción y el por entonces alcalde de la ciudad, Manuel del Valle, acuña el lema ‘Metro, un túnel sin salida’, con el que dio por cerrado el proyecto. En 1999 se retoma la idea, y fue ya en 2004 cuando se reanudan las obras de lo que se inauguró ayer. Por cierto, que la única incidencia de la jornada de inauguración fue que un menor se perdió. Lo encontraron.

He buscado el mejor especial del Metro de Sevilla en los medios de comunicación locales, y para mí es el de El Correo de Andalucía.

Anuncios

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: