La capacidad de asombro

La capacidad de asombro del ser humano (el que vive en el llamado primer mundo) parece estar totalmente acabada. Día a día nos asaltan noticias realmente increíbles que pasan desapercibidas. Se consumen en un día (dos, a lo sumo) y van a la papelera del olvido. Debo decir que me considero un poco ‘friki’ con esto de las noticias sorprendentes. Todavía le estoy dando vueltas a la cabeza a lo del chaval belga que ha estado 23 años en un estado vegetativo que finalmente no era tal. Decía el enfermo que intentaba gritar, pero se daba cuenta de que nadie lo escuchaba. Su cerebro funcionaba perfectamente, pero todos creían que no era así. Y dicen los médicos que lo más sorprendente es que no haya perdido la cabeza con ese, por decirlo de alguna manera, mal trago. También sigo pensando en qué le pasó al equipo de Julia Otero, que llamó en directo (por error) a un ciudadano anónimo y lo confundieron con un profesor de la Complutense, al que entrevistaron largo y tendido sin darse cuenta de que no tenía ni idea de lo que estaba hablando. Pero lo que de verdad me ha sorprendido es lo de la Generación ‘ni-ni’. Cientos, miles de jóvenes españoles que ni estudian, ni trabajan. Escalofrío.

Anuncios

Una respuesta to “La capacidad de asombro”

  1. monica Says:

    Pues sí, tres grandes noticias, aunque para mí la más sorprendente la primera. Cómo se ha podido mantener cuerdo ese chico? Increible.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: