La calle

La calle se ha llenado, en los últimos meses, de personas que hablan solas. De gente sin prisa, con las manos en los bolsillos. Con la mirada perdida. Y con la mirada baja. Se ha llenado la calle de gente que no va a ninguna parte. Gente que mira a otra gente. Que mira las obras. Personas que buscan algo con que entretenerse. Lo que sea. Que comen pipas. Que hacen colas por el mero hecho de pasar el tiempo y notar el contacto con otras personas. La calle se ha llenado de jóvenes que dejaron atrás el pupitre y ahora vagan por aceras y parques. Padres que esperan, móvil en mano, una llamada. Cincuentones que se resisten a creer que deban quedarse en casa viendo la tele. Y hacen bien. Está la calle llena de gente que fuma, suspira, lee los diarios gratuitos una y otra y otra vez. Llena de personas que esperan una palabra amable. Repleta de gente que mataría por una oportunidad. Y hay, realmente, poco más en la calle. En estos días. En estos meses. En estos años.

Anuncios

Una respuesta to “La calle”

  1. jsvier Says:

    Hace muchos años.. Carlos Cano dijo que en su ultimo viaje a la Habana habia visto menos gente “deambulando” por las calles. Y se sentia alegrado por esto.

    Buena observacion Sergio.

    Saludos

    javier

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: