Mis últimas lecturas

He pensado en hacer algunos comentarios a las últimas novelas que he leído. No en plan profe de Literatura, sino como ingenuo lector que es incapaz de dejar un libro a medias. Desde que empecé a dar clases leo aún más (será por el trayecto en autobús) y en muchas ocasiones lo hago como desahogo entre correcciones de ejercicios y exámenes, por lo que me estoy convirtiendo en una ratilla de biblioteca y cada vez veo menos (o esa es mi impresión). Ahí van algunos comentarios sobre mis últimas lecturas:

Trópico de Capricornio, de Henry Miller. Es un libro alucinante, escrito de forma parcialmente autobiográfica que combina pasajes brillantísimos y delirantes (casi siempre relacionados con su trabajo y su alocada vida social) con páginas y páginas de densa ‘paja’ mental, en las que Miller repasa sus estados de ánimo, sus sueños y, sobre todo, sus pensamientos (que en ocasiones parecen sacados de un mal ‘colocón’ alucinógeno). No lo recomendaría a casi nadie. Sólo a los que tengan ganas de intentar meterse en la piel de un genio tan tarado para la relación con las personas como superdotado para la escritura.

En busca del unicornio, de Juan Eslava Galán. Ambientada a finales del S. XV, cuenta una rocambolesca expedición española por tierras africanas. La narración es siempre agridulce, gracias a que alterna episodios realmente divertidos con un trasfondo triste y de extrema incultura de los personajes. Lo mejor, en mi opinión, es la increíble capacidad del autor, que entrega su pluma a uno de los expedicionarios (acoplando así las estructuras narrativas y las expresiones a las de la época). Una auténtica maravilla que se lee en tres días.

Zalacaín el aventurero, de Pío Baroja. Un clásico que no había leído, y del que ahora sé por qué es un clásico. Rápido, certero y amenísimo, es una demostración palpable de que una buena historia tiene que estar bien contada, no enmarañada. Y que nadie piense que el título despista: va de aventuras.

A sangre fría, de Truman Capote. Capote tuvo malas críticas en su país (¿qué curioso, no?) porque parecía que defendía de alguna manera a dos asesinos infames. Nada de eso. Simplemente el autor tiene la suficiente destreza para no olvidar que, aunque deplorables, eran personas. La obra es consecuencia de una investigación suya sobre un caso real que el propio Truman Capote fue publicando por entregas en The New Yorker. Imprescindible.

El asombroso viaje de Pomponio Flato, de Eduardo Mendoza. No os engañaré, no es Sin noticias de Gurb, pero por ahí van los tiros. Ambientado en el Jerusalén de María, José y su hijo. Divertido, ameno, rápido y escrito sin demasiadas florituras. Al más puro estilo de Eduardo Mendoza, aunque inferior (porque me da la impresión de que esta obra fue un mero entretenimiento para el autor) a La ciudad de los prodigios. De todas formas, no encuentro muchas formas mejores de pasar el tiempo que con librillos de este tipo.

P.D. Antes de despedirme, dos apuntes no literarios.

1º No he comentado la manita del Barça al Madrid del otro día (ya no sé ni cuándo fue, tanto quiero olvidarlo). Enhorabuena a los culés (Javi, mamonazo) y os esperamos en el Coliseo.

Enanoniano se despidió hace ya unas semanas de Siete Enanitos. Ahora se embarca en una nueva aventura personal, fuera de nuestras fronteras (las malagueñas, y las andaluzas). Suerte monstruo.

Anuncios

3 comentarios to “Mis últimas lecturas”

  1. El Enano Rojo Says:

    A Sangre Fría me pareció un libro excelente. De lo mejorcito. Es uno de esos libros en los que el escritor logra hacer un personaje, por ejemplo, de un pueblo. El resto, me los apunto para leerlos…

  2. marianrequena Says:

    Deja ya la literatura maestro, que hoy empiezas tus primeras vacaciones navideñas como funcionario. ¿Te acuerdas lo que currabas en estas fechas cuando estabas en medios?, pues eso ya se acabó, jaja, FELIZ NAVIDAD a todos los seguidores de Vareli.

  3. monica Says:

    Tengo unos recuerdos estupendos de En busca del unicornio y mira, pensándolo, no estaría mal volverlo a leer. Es muy bueno. Si al Miller se le va mucho la cabeza, mejor lo dejo antes de empezar, pero el de Truman Capote tiene muy buenas pintas. Me lo apunto. Hay tanto que leer y aprender que uno a veces no sabe por donde empezar. Por cierto, tú que eres un fan de El señor de los anillos, ¿has leido la saga de George R.R. Martin Juego de Tronos? Yo quiero empezar ya a leerla que dicen que no tiene desperdicio, que es muy buena. De hecho, la gran HBO ha hecho una serie basada en la saga y promete bastante. A leer se ha dicho. Otra cosa, me ha gustado mucho este post. Sigue contándonos tus últimas lecturas.
    Besotes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: